lunes, octubre 24, 2011

Mejillones chilenos acaparan la atención en Rusia
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Iniciativa pública-privada
  • En el marco de la World Food Moscow 2011, la Asociación de Mitilicultores de Chile (Amichile), en conjunto con ProChile, hicieron estreno de esta nueva marca sectorial “Patagonia Mussel”.
  • Este año la meta es exportar más de 3.000 toneladas de este marisco y el 2012 se espera obtener el 50% de participación de este mercado en Rusia.

Hoy los mejillones chilenos han entrado con fuerza al mercado ruso y en solo un par de años han logrado posicionarse y ser apetecidos por una gran cantidad de importadores y distribuidores. De esta manera, el 2009 se exportaron a Rusia 600 toneladas de choritos, el 2010 1.800 toneladas y este año se espera que sean 3.000 toneladas y así lograr tener una participación de mercado de 37%. Para el 2012 se espera acaparar el 50% de este mercado en dicho país, lo que revela un enorme potencial de crecimiento de las exportaciones de este deseado marisco.

Frente al aumento por la demanda del mejillón criollo, los socios de AmiChile decidieron crear una marca que los representara en el extranjero y les diera una identidad única basada en las principales características del mejillón chileno y así, se creó, con el apoyo de ProChile, la marca sectorial “Patagonia Mussel”, que fue lanzada al mercado ruso en el marco de la World Food Moscow 2011, la feria de alimentos del mar más grande del mundo.



A través de esta marca sectorial se quiere potenciar a Chile como país de origen del producto y la campaña pretende mostrar a importadores, distribuidores, restaurantes, hoteles, empresas de catering y chefs en Rusia, las características distintivas del chorito chileno: un producto único, natural, de alta calidad, cultivado en las limpias y frías aguas del Pacífico Sur, de gran valor nutritivo y confiable desde el punto de vista sanitario.

Finalmente, se puede destacar que Chile se ha convertido en uno de los mayores productores y exportadores de este producto en el mundo y si bien Moscú y San Petersburgo son los destinos principales de los mejillones chilenos hoy, la meta es seguir creciendo y que el consumo de este exquisito marisco se expanda a otras ciudades de Rusia y al continente asiático.