miércoles, junio 29, 2011

Programa radial busca generar conciencia frente al alcoholismo: a la salud de la vida
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Variadas iniciativas, terapias y medicamentos han buscado terminar con el flagelo del alcoholismo que día a día cobra víctimas a más temprana edad.

A diario vemos como la prensa informa de los reiterados accidentes de tránsito causados por conductores en estado de ebriedad, violencia intrafamiliar, mal trato de menores. En la gran mayoría de ellos el protagonista sigue siendo el consumo desmedido de alcohol. Sin duda un problema al cual no está ajena la provincia de Chiloé.

La solución, según nos cuenta Fernando Olguín, Presidente del Club de rehabilitados alcohólicos, Chiloé Despierta, es generar conciencia mediante la prevención, la educación y la difusión.
Por ello desde hace algún tiempo está al aire un programa radial denominado “A la salud de la vida” que todos los sábados de 15.00 a 16.00 horas transmite radio Estrella del Mar.

Con diversos invitados que dan vida al programa se aborda el problema del alcoholismo. Uno de ellos fue el Director del Servicio de Salud Chiloé, Rodrigo Callejas, quien destacó la iniciativa que permite abordar de manera simple y con consejos prácticos la problemática que enfrenta el bebedor y su entorno.

En la provincia de acuerdo a lo relatado por Fernando Olguín, existe una cultura muy arraigada respecto del consumo de alcohol, sobretodo en sectores rurales donde se torna más grave, a lo que se suma la ingesta a más temprana edad y en mujeres.

La prevención a temprana edad en colegios, clubes deportivos, centros de padres, resulta vital y nada mejor para entender a un alcohólico que un rehabilitado.
“Nosotros - explica Fernando Olguín- sabemos por lo que pasa un alcohólico, porque hemos vivido el problema, sabemos cómo llegamos al consumo y sabemos cómo salir de eso”. De ahí el éxito de los tratamientos anti alcoholismo que realiza el Club Chiloé Despierta. Sin pastillas, ni hierbas, sólo la verdad del tema, la franqueza es lo que hace salir adelante a las personas”.

El Hospital de Queilen, confió en ellos y envía los fines de semana a las personas con esta problemática a terapias de rehabilitación al club. La respuesta según el Director del establecimiento, Edwin Ñanco, está arrojando muy buenos resultados.
“El trabajo con Chiloé Despierta, explicó Ñanco, se ha enmarcado dentro del Programa de Alcoholismo del Hospital, a través de derivación de paciente, asesorías en la formación de monitores, además de las capacitaciones entregadas al equipo del hospital, a cargo de la Dra. Natalia Urquiola y su equipo conformado por dos psicólogos, un asistente social y un monitor de alcoholismo”.

Preocupado por abordar el tema, el Servicio de Salud Chiloé, cuenta con una encargada del Programa de Alcohol y Drogas, Patricia Sandoval, quien ha realizado una ardua labor visitando todos los clubes, motivándolos a cumplir esta importante labor. Su trabajo a juicio del Presidente del Club Chiloé Despierta, Fernando Olguín, ha sido trascendental en el éxito de la reactivación de esta importante tarea.

Los hospitales de la provincia, recordó Rodrigo Callejas, reciben derivaciones tanto de los tribunales de familia, de garantía y de los juzgados de policía local por bebedores problemas, por ello existe una red integral de salud que ofrece a los usuarios consejería, hospitalización, exámenes, evaluaciones, visitas domiciliarias, apoyo psicológico al afectado y su familia, controles médicos, talleres grupales, medicamentos e intervenciones médicas de ser necesario, además del apoyo y tratamiento que reciben todos quienes por iniciativa propia recurren a los CESFAM.

Tras conocer los buenos resultados de la intervención de las terapias el Servicio de Salud Chiloé decidió apoyar financieramente la iniciativa emprendida por el Club rehabilitador que realiza cursos de monitores para prevenir y orientadores para tratar el consumo nocivo de alcohol.

Enfrentar el problema, es el primer paso, la ayuda existe, sólo se requiere de voluntad para volver a vivir dignamente y recuperar el respeto y cariño que toda persona merece.