miércoles, octubre 29, 2014

Senador Quinteros solidariza con trabajadores de Scotiabank y aboga por apurar reformas laborales
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

El senador Rabindranath Quinteros solidarizó con los trabajadores de Scotiabank actualmente en huelga y advirtió que este tipo de conflictos evidencia la necesidad urgente de reformar el Código Laboral.

“La capacidad de negociación y el debido fuero para los negociadores son elementos necesarios e imprescindibles”, afirmó el parlamentario. A lo largo del país, son más de mil 600 los trabajadores del Banco Scotiabank los que se encuentran movilizados.

Quinteros detalló que los puntos principales solicitados por los trabajadores, en los cuales no han podido llegar a un acuerdo con su empleador son el incremento de su renta en 100 mil pesos, el pago un bono de incentivo anual, un aumento de 1,3 % a sus indemnizaciones -que asegure a los profesionales no recibir menos de lo que reciben actualmente- y un bono por término de conflicto, en un contrato colectivo firmado a 2 años y no a 4 como la empresa ha insistido.

Quinteros cuestionó los argumentos del Banco para no alcanzar un acuerdo con los trabajadores. “El Banco se escuda en que la situación de la economía chilena se encuentra en desaceleración, que en los próximos años se viviría una crisis y que el banco está por debajo del promedio de rentabilidad del mercado”, explicó el parlamentario, quien calificó los argumentos con una “pobre excusa”.

“Si bien es cierto la economía nacional se encuentra en un ciclo de desaceleración también lo es que las utilidades de los bancos crecen en un 38,5% frente al resto del país que crece a un 3%. Las tasas de retorno al capital de los bancos son superiores al 25%”, puntualizó el senador por Los Lagos quien sostuvo que la negativa para la aceptación por parte de Scotiabank del pliego de peticiones de sus funcionarios se sustenta en falsedades.

El legislador recordó que en los últimos 8 meses se han registrado movimientos de parte de los trabajadores de diversas instituciones bancarias “que se han visto además rodeadas de dolorosas prácticas antisindicales durante o después de terminada cada una de estas huelgas y que se traducen en despidos de afiliados a los sindicatos y persecución y hostigamiento a los dirigentes”. En ese contexto, Quinteros abogó por la pronta tramitación del proyecto de reforma laboral que apunte a emparejar las condiciones del trato entre trabajadores y empleadores.