sábado, octubre 25, 2014

Diputada Marisol Turres: «Esta es una imposición para educar a los niños como este Gobierno piensa que deben ser educados y no necesariamente como sus familias quieren»
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

  • Parlamentaria de la UDI dijo que con la entrega del libro “Nicolás tiene dos papás” en los jardines de la Junji, el Gobierno vulnera la garantía constitucional que tienen los padres de poder educar a sus hijos según sus valores y principios familiares.

La Diputada de la UDI Marisol Turres criticó la decisión de entregar y trabajar con menores de seis años en jardines infantiles de la JUNJI, el libro “Nicolás tiene dos papás”, en el que se alude a la situación de un niño cuyos padres son una pareja homosexual.

"Me merece reparos que este libro sea entregado y trabajado en los jardines infantiles sin que los papás de los niños siquiera sepan. Es decir, esto, por lo menos a nivel de la Junji, vino planificado para llegar y realizarse sin ninguna consulta a los padres, ni menos existe la disposición como se ha dicho por la prensa, de que sean las directoras de los jardines las que decidan si se emplea o no", dijo la Parlamentaria.

"Esta es una orden que viene de arriba, una imposición para educar a los niños como este Gobierno piensa que deben ser educados y no necesariamente como sus familias quieren. Y yo creo que eso está mal, y sobre todo, vulnera la garantía Constitucional que otorga a los padres el derecho preferente para educar a sus hijos. Cada uno de nosotros es libre de educar a nuestros hijos de acuerdo con nuestros valores, con nuestros principios... y eso es algo que el Estado no puede pasar a llevar como lo está haciendo a través de esta política pública que quiere aplicar en las aulas", enfatizó Turres, indicando que la Bancada de la UDI se encuentra estudiando el tema, para ver si es necesario recurrir a Tribunales para impugnar el uso del libro en los Jardines Infantiles

La Parlamentaria insistió en que para el uso de este libro, “se debió efectivamente consultar a las familias porque son temas sensibles", dijo.

"Paulatinamente vemos que a través de la educación, se le quiere quitar cada día más la libertad a los padres, para poder elegir como educar a sus hijos, donde educarlos, poder elegir el colegio, y hoy en día poder ver de qué manera enfrentan la vida, y temas como el de la diversidad sexual. Eso es un derecho que tienen los padres, no es un derecho que tenga el Estado. El Estado puede colaborar o en este caso preguntarles a los papas para ver quienes quieren sumarse a esta acción. Pero imponer una visión, no me parece que sea correcto", afirmó la Diputada Turres.

"Si vamos a hablar de discriminación, si vamos a hablar de familias que tienen una composición distinta de la tradicional, hablemos de todas, y no solo de una familia cuyos dos padres son homosexuales. Si queremos evitar la discriminación, partamos por eso. Hay muchas parejas heterosexuales que son discriminadas en algunos colegios porque no están casados. O a los niños se les molesta porque los papás no están casados, o porque la mamá es soltera. Partamos por ahi también”

“Enfocarse exclusivamente en las minorías sexuales, tratando de imponerse por sobre lo que los papas buscan para sus hijos, me parece que no es el camino correcto, y yo creo que esto genera una situación de rechazo por parte de las familias”, finalizó la Diputada Marisol Turres.