Diputada Marisol Turres critica decisión del Ministerio de Salud de retirar proyecto que permite a usuarios de Fonasa A comprar bonos en modalidad libre elección



  • Junto a los diputados UDI de la Comisión de Salud, la parlamentaria aseguró que la idea del Ejecutivo, es una medida discriminatoria, que segrega a más de 3 millones de personas.

Como una “medida totalmente incomprensible”, calificó la Diputada de la UDI por el Distrito 57 Marisol Turres, junto a sus colegas integrantes de la Comisión de Salud, Javier Macaya y Sergio Gahona, al anuncio del Gobierno de retirar el proyecto de ley que permitía que todos los usuarios de Fonasa Tipo A, pudiesen acceder a comprar bonos para atención en modalidad “libre elección”.

Los diputados gremialistas precisaron que resulta incomprensible que el Gobierno retire un proyecto de ley sin someterlo a discusión en el Congreso Nacional, lo que demuestra que hay poco sentido democrático de debatir aspectos en el parlamento.

Marisol Turres lamentó que se busque tomar esta medida “ya que me parece muy injusto que los sectores más vulnerables de nuestro país, sean los únicos que deben esperar años para que los atienda un especialista. El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, les quería dar la oportunidad de atenderse en forma más temprana y pronta, y este Gobierno, por un egoísmo político, les quita esa oportunidad”, enfatizó la parlamentaria.

Por su parte, el diputado Javier Macaya indicó que con esta medida discriminatoria “se está segregando a mas de 3 millones de chilenos por motivos económicos, quienes no van a poder elegir con qué médico se atienden, pese a que esto era parte de un proyecto de ley que fue solicitado transversalmente por parlamentarios de la propia Concertación. Por eso no se entiende que hoy se borre con el codo todo lo que se escribió con la mano”, dijo.

En tanto, el diputado Sergio Gahona agregó que “con muy malos argumentos se les niega a las personas más pobres la posibilidad de atenderse en cualquier lugar, generando una especie de discriminación con más de 3 millones de personas, que no van a poder elegir donde atenderse en términos de salud. Por tanto, creo que es una muy mala noticia para los más pobres de Chile”, señaló.

Los legisladores de la UDI en la Comisión de Salud hicieron hincapié en que la situación se hace más incomprensible, luego de que el pasado martes, en la Comisión de Salud, la Ministra Helia Molina, no diera cuenta de la agenda legislativa de su cartera, señalando que aún no estaba en condiciones entregarla.

“En definitiva creo que hoy día tenemos que dar señales claras; hay un proyecto de ley en discusión en el Congreso que se puede retomar; pero solamente tomar una definición de política pública en materia de salud que discrimine a más de 3 millones de chilenos sin ninguna discusión de fondo, nos parece una mala decisión”, aclaró el diputado Javier Macaya.