miércoles, enero 10, 2018

Club de Rayuela Hospital ya cuenta con nueva sede gracias a subvención municipal
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Alcalde Paredes adelantó que existe el compromiso de levantar una cancha techada para permitir las actividades deportivas tradicionales.

Con el fin de integrar narrativas propias del mundo rural, presentes en nuestra zona donde muestran un gran arraigo de tradiciones y costumbres del sur austral, el Club Deportivo Rayuela Hospital inauguró su remodelada sede, gracias a la subvención de la Municipalidad de Puerto Montt.

La inauguración del nuevo edificio -que permitió mejorar un espacio comunitario y ponerlo a disposición de los socios y sus familias- se realizó mediante una ceremonia donde los dirigentes agradecieron públicamente el apoyo económico consistente en la entrega de un fondo de $16. 580. 650 pesos.

“Estamos felices de contar con esta nueva infraestructura que permitirá tener espacios para convocar y reunir a las personas que participamos no sólo de un deporte, sino que compartimos valores llenos de tradiciones. En esto resalto el compromiso del alcalde con nosotros”, dijo Ramón Almonacid, presidente del Club de Rayuela Hospital.

En tanto, el jefe comunal adelantó que se realizarán nuevas obras, especialmente una cancha techada, materia en la que equipos de profesionales de la municipalidad se pondrán en contacto para ver factibilidades técnicas.

“Es un club muy organizado y son personas que son un real aporte para Puerto Montt y el compromiso que tenemos con ellos lo tomamos muy en cuenta, nos importa que desarrollen sus actividades con dignidad y, aún más, están incorporados a la premiación de los grandes deportistas del año de nuestro municipio”, dijo Gervoy Paredes.


LA RAYUELA

La rayuela tiene orígenes que se remontan al periodo prehispánico. Antes de la llegada de los conquistadores españoles, los mapuche jugaban al tecum,​ que consistía en hacer una raya en la tierra y lanzar pequeñas piedras de colores para diferenciar los primitivos tejos de los jugadores.

A grandes rasgos, el juego consiste en colocar en el suelo una plataforma o cajón, atravesada por la mitad por una lienza tensada blanca. El jugador se ubica a una distancia determinada y lanza un tejo, o rayuela, que debe caer justo en la lienza. Se obtiene el mayor puntaje si el tejo cae sobre ella y menos puntos mientras más alejado caiga de ella.