Experta Usach estima que ajuste curricular apunta a mejorar resultados Simce y no la calidad

Revertir bajos resultados de las evaluaciones el año pasado sería el objetivo
  • Andrea Rodríguez, especialista en currículum y evaluación educacional de la Usach, indica que la medida del Mineduc que aumenta las horas de Lenguaje, Matemática e Inglés obedece a privilegiar algunas áreas más allá de una verdadera mejora en la calidad de la educación.

El Ministerio de Educación (Mineduc) ha calificado la nueva modificación curricular a la enseñanza básica y media de aumentar las horas de enseñanza de Lenguaje, Matemática e Inglés, como la más importante de los últimos años. El ajuste curricular para el año 2011 implica 480 horas más de lenguaje, 320 más de matemática y 80 más de inglés a lo largo de su vida escolar.

Para la experta en currículum y evaluación y académica del Departamento de Educación de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), Andrea Rodríguez, la medida del Mineduc “obedece a lógicas que no tienen que ver con las personas, sino que con compromisos económicos vinculados a organizaciones externas como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que a través de su prueba internacional PISA (Programme for International Student Assessment) privilegia estas dos áreas”.

Por esto, Rodríguez explica que existe una intención de fortalecer los resultados bajo la presunción que sólo lenguaje y matemática son sinónimos de calidad de la educación. Además, esta modificación curricular ocurre en un contexto donde los resultados en el Sistema de Medición de la Calidad de la Educación (Simce) en estas asignaturas e inglés, despertaron la alarma sobre el aprendizaje de los escolares.

Así, los aumentos de horas son “medidas totalmente efectivas y de corto plazo que intentan revertir resultados en las pruebas para demostrar resultados en la gestión de la política pública, pero esta no se puede reducir a sólo obtener buenos resultados en una prueba de evaluación estandarizada”, indica la especialista.

Rodríguez concluye que la nueva modificación curricular se debe a que “tenemos un sistema educativo que actúa desde la evaluación y de ahí se movilizan los cambios. Aumentar las horas no va a revertir el problema”. Incluso, la experta precisa los colegios ya estaban efectuando más horas de lenguaje y matemáticas en las horas de libre disposición. “Esto no ha repercutido en un impacto mayor, lo que quiere decir que el tipo de modificaciones van por otro camino, y la medida del ministerio no es acertada bajo ningún punto de vista”, enfatiza.

De acuerdo a la académica de la Facultad de Humanidades de la Usach, el único beneficio en este plan del Mineduc se traduce en aumento de mercado para los profesores de Lenguaje y Matemática, pues serán más demandados. Así como también, existirá mayor relajo para abarcar la gran cantidad de contenidos y objetivos que tienen los programas, que ahora “no van a tener este apremio por la cobertura curricular”, señala. Por lo tanto, se va a poder realizar una gestión educacional con mayor organización y planificación.

Recorte en Historia

La nueva modificación curricular incluye una disminución de una hora a la asignatura de Historia. Para Rodríguez, esto es “complejo y peligroso, considerando que las habilidades que se desarrollan en el sector de Historia son más importantes de las que se pueden desarrollar en lenguaje y matemática”. Apostar a una sociedad de otro tipo es una de las facultades que pueden desarrollar los alumnos, de acuerdo a la especialista.

Rodríguez indica que el ministro de Educación, Joaquín Lavín “señala que aquellos que quieran desarrollar Historia pueden hacerlo en las horas de libre elección. Con esto se traiciona el principio de estas horas, que era potenciar otras áreas como el desarrollo artístico, deportivo y cultural”. Así, se le da la categoría de ‘extra-programático’ a los contenidos que en Historia se generan. “No se está midiendo el efecto a largo plazo que esto puede traer por el valioso aporte que hace Historia”, destaca.

Cambios pertinentes

De acuerdo a la académica de la Usach, para una mejora de la educación escolar primero se debe apostar a la formación de profesores, para luego apostar a los procesos y no sólo los resultados. “Se está mirando con demasiado ímpetu el subir los puntajes a cualquier costo. Hay colegios que son considerados de calidad por obtener buenos puntajes Simce, pero es de conocimiento público que muchos de estos entrenan la prueba como si fuese un preuniversitario y gracias a eso tienen buenos resultados”.

Rodríguez señala que el Mineduc también debería involucrar a todas las variables del proceso educacional: la formación de profesores, el desempeño de estos en los colegios, la gestión escolar, el acompañamiento de los educadores al interior de los establecimientos y, principalmente, insistir que estos cambios de enfoque tienen que partir de los primeros años de la educación.

Finalmente, la experta en la materia estima que el ajuste curricular debería ocurrir desde nivel preescolar. “Hay estudios que vienen de la neurociencia, que aseguran que el cerebro de las personas está más proclive a realizar las conexiones neuronales en las primeras etapas de la persona”, indica. Por lo tanto, se debe aprovechar ese material básico y cognitivo de neuronas para potenciar una mayor cantidad de habilidades en los niños.



Para mayores antecedentes de esta y otras noticias,
visite: www.usachaldia.cl