jueves, julio 23, 2015

Más de 700 mujeres se reunieron en tradicional encuentro de intercambio de semillas
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


En Puerto Montt

  • La Asociación de Mujeres Rurales e Indígenas de la provincia de Llanquihue (Llanmuri), con el apoyo de INDAP, dio vida a la cuarta versión de evento, donde se pudo apreciar el valor y la importancia que tienen las costumbres campesinas en la agricultura sustentable.

El rescate de las tradiciones ancestrales, además del valor patrimonial y cultural, así como también productivo, que tienen las semillas en el mundo rural fue el eje central de la Cuarta Versión del Encuentro de intercambio de Semillas y Saberes Campesinos, que llevó a cabo en el Liceo de Hombres Manuel Montt de la capital regional.

La actividad fue organizada por la Asociación de Mujeres Rurales e Indígenas de la provincia de Llanquihue (Llanmuri) y contó con el apoyo de INDAP. Además, participó la Asociación Nacional de Mujeres Rurales Indígenas (Anamuri).



En esta cuarta versión se reunieron más de 700 mujeres de la toda la Región de Los Lagos a efectuar un intercambio de semillas, pero también de experiencias y vivencias en torno al mundo rural. Dando, a su vez, un especial énfasis a la importancia de poseer como región una agricultura sustentable, que permita abastecer de productos naturales y de la mejor calidad a la población.

“Lo que se buscó con esta actividad es que la comunidad comprenda el valor patrimonial, cultural y productivo que tienen las semillas y la biodiversidad de la zona, así como también el respeto por los pueblos originarios y las tradiciones ancestrales”, expresó Berta Oyarzún, presidenta de la Asociación de Mujeres Rurales e Indígenas de la Provincia de Llanquihue.

Por su parte, el director Regional de INDAP, Enrique Santis expresó que este encuentro tiene relevancia, ya que da cuenta de la necesidad de que nuestro país sea sustentable agroalimentariamente, que posea soberanía alimentaria, que es uno de los objetivos que se ha impuesto el Instituto de Desarrollo Agropecuario.

“Nuestra pequeña agricultura participa en un 20% de las exportaciones de nuestro país en materia de alimentos, pero participa en un 50% de lo que nosotros consumimos dentro, por lo tanto, potenciar a la pequeña agricultura es asegurar nuestra alimentación”, manifestó Santis.

En ese sentido, el directivo regional agregó que “aquí tenemos emprendimientos de mujeres, que en el intercambio de semillas manifiestan y dan cuenta su intención de volver hacia lo natural, hacia la tierra y, además, el intercambio de semillas tiene un gesto simbólico que es el gesto de la confianza, de cooperación”.

En tanto, el intendente (s) de la Región de Los Lagos, Juan Carlos Gallardo, quien también participó de la actividad, señaló que el intercambio de Semillas es “un gran aporte a nuestra cultura, a nuestra identidad regional que está muy enraizada al campo, a los nuestro. Es importante no perder las formas de producción tradicionales, que tienen que ver con la forma orgánica de trabajar, sin químicos, sin pesticidas, y eso también tiene una valoración en el mercado, porque sabemos que hay un consumidor que busca este tipo de productos cuando se trata de alimentos”.

En la muestra no sólo se efectuó el intercambio de semillas, sino que fue una oportunidad para que los visitantes a esta actividad puedan apreciar la riqueza de la tierra, ya que se realizó un mercado campesino, donde las productoras agrícolas ofrecieron los productos generados con su trabajo y esfuerzo, reforzando con ello la relevancia de la labor de las mujeres indígenas en la agricultura de los campos chilenos.