martes, enero 28, 2014

Exposición «Trama» se inaugura el martes y rescata saberes ancestrales del uso de tejidos vegetales
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Casa del Arte Diego Rivera

Mantener saberes ancestrales en riesgo de extinguirse, rescatando sobre todo los procesos de obtención de materias primas, es el objetivo de la exposición “Trama” que se inaugura el martes a las 19 horas en la Sala Mexicana de la Casa del Arte Diego Rivera y que destaca el proceso de hilado de fibras vegetales, típicas de la zona sur de Chile.

Con el apoyo de la Corporación Cultural de Puerto Montt, la muestra recoge la experiencia desarrollada en el taller “Rescate y Formación en Saberes Ancestrales para Artesanos de la Provincia de Llanquihue” que estuvo a cargo de la artesana Eugenia Levicoy y que tuvo el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La cestería tiene un uso tradicional que fue bastante común hasta hace un par de décadas, patrimonio inmaterial que por desuso y desconocimiento corrió riesgo de perderse y que ahora tiene en el quiscal y la manila la materia prima para mantener saberes ancestrales.

PATRIMONIO INMATERIAL Y NATURAL

La cestería es una de las primeras invenciones del hombre —incluso anterior a la cerámica— que llevaron a cabo las distintas culturas amerindias con objeto de subvenir a sus necesidades.

Técnicas de elaboración más baratas, tales como la transformación del plástico o del caucho, hicieron que el uso de fibras naturales quedara (hasta hoy) en trance de desaparecer al no poder competir en el mercado económico, lo que tiene como consecuencia que cada vez menos artesanos que se dediquen a esta labor.

Sin embargo, iniciativas como las impulsadas por el BID en conjunto con la Corporación Cultural ayudan a mantener aspectos que cruzan la etnografía, el lenguaje, usos y costumbres de la cultura local.