martes, enero 21, 2014

Un joven holandés y el misterio de su pérdida llegan el miércoles con el film «Una Vida Desaparecida»
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


A las 20 horas

Una viaje de ensueño trocado en una probable pesadilla con uno de una de las organizaciones mas más oscuras que han existido en Chile –Colonia Dignidad- son la obsesión de un padre y una madre holandeses que buscan a su hijo desaparecido desde 1985 y que cuenta la película “Una Vida Desaparecida” que se exhibe el miércoles a las 20 horas en la Sala Mafalda Mora de la Casa del Arte Diego Rivera. Entrada liberada.

Maarten Melle Visser tenía 18 años cuando visitó Chile atraído por los parajes turísticos de la zona sur. Sin embargo, su rastro se perdió el 12 de diciembre de 1985, tras ascender hasta los faldeos del Volcán Osorno.


MISTERIO

A partir del relato anónimo que un ex habitante de Colonia Dignidad le entrega a la familia, en el cual se menciona que Maarten fue secuestrado y trasladado hasta dicho lugar, sus padres no tienen seguridad sobre lo que pudo haber pasado realmente.

Desde entonces, Paulus y Loes Visser, viajan a Chile para investigar o visitar a algunos testigos y para ponerle flores a la cruz que recuerda a Maarten en el Volcán Osorno. La realizadora Fifi Visser acompaña a sus padres para documentar la búsqueda incansable de su hermano y para investigar cómo eso ha afectado a sus padres.

Una vida desaparecida ha tenido una gran recepción en Holanda, primero en festivales y el cine y luego en la televisión holandesa, exhibiéndose en múltiples ocasiones. Fifi todavía hace televisión y documentales, y recientemente comenzó a hacer cortometrajes de ficción.