viernes, octubre 30, 2009

Senador Escalona destacó aprobación unánime de iniciativa que fija normas especiales para empresas de menor tamaño
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

  • El legislador sostuvo que con ella se sancionará la competencia desleal «entre grandes adquirientes y pequeños proveedores».

Mostrando su alegría por el logro del trabajo legislativo, el senador por la Región de Los Lagos, Camilo Escalona, explicó que el Senado aprobó unánimemente la iniciativa que fija normas especiales para las empresas de menor tamaño, la que entre otras materias sanciona la competencia desleal entre grandes adquirientes y pequeños proveedores.

Con esto la empresa de menor tamaño afectada, sostuvo Escalona, podrá demandar el monto de los perjuicios, de acuerdo a las normas generales de la Ley de Protección al Consumidor, y ejercerla por parte del afectado personalmente, en demanda colectiva o bien representado por la entidad gremial que les agrupe.

Entre los objetivos centrales de esta iniciativa está el fácil desenvolvimiento de las empresas de menor tamaño, por medio de la adecuación y el establecimiento de normas relativas a su iniciación, funcionamiento y término, en atención a su tamaño y grado de desarrollo.

El senador socialista Camilo Escalona expresó que éste dispone medidas como la creación de la División de Empresas de Menor Tamaño en la Subsecretaría de Economía; la creación del Consejo Nacional Consultivo de la Empresa de Menor Tamaño, y el establecimiento del marco normativo de los “Acuerdos de Producción Limpia”, así como de la ley que crea el “sistema voluntario para la reorganización o cierre de micro y pequeñas empresas en crisis”.  

El Senador Escalona fue enfático en indicar que “el proyecto pretende reforzar la serie de políticas públicas para el fomento productivo, la innovación y la regulación, que los últimos de los gobiernos de la Concertación han desarrollado, sobre todo en lo referido por ejemplo a un mayor acceso a mercados, financiamiento, plataformas de servicios, adopción de tecnologías de la información y simplificación de trámites, entre otros”.

El texto legal define como empresas de menor tamaño a las microempresas, pequeñas y medianas. “Las primeras son aquellas cuyos ingresos anuales por ventas y servicios y otras actividades del giro, no hayan superado las 2.400 unidades de fomento, es decir, más de $ 50 millones, en el último año calendario”. 

Serán consideradas pequeñas empresas, dijo Escalona, aquellas cuyas ventas no excedan las 25.000 unidades de fomento, es decir, unos $ 500 millones en el último año, y las medianas no podrán exceder  las 100 mil unidades de fomento, cerca de $2 mil millones en ventas anuales.

El senador Camilo Escalona puntualizó esta materia, remarcando la importancia que tiene el Estado para un negocio como las oportunidades que se presenten. “Lo importante es reconocer que en el ámbito del emprendimiento empresarial, la viabilidad de un negocio depende no sólo de las oportunidades que el mercado ofrezca, sino también de la legislación, las regulaciones y los requerimientos administrativos específicos que el Estado diseña e implementa para esas actividades”, concluyó Escalona.

30 de octubre de 2009 
Unidad de Comunicaciones
Oficina Senador Camilo Escalona