Colegio Dario Salas realiza campañas solidarias en beneficio de sus familias


  • El equipo psicosocial junto a su Centro de Alumnos ha gestionado una serie de iniciativas para quienes sufren alguna dificultad.

Desde hace más de tres años, el establecimiento ha ejecutado colectas de alimentos no perecibles para las familias de su comunidad educativa que se encuentren en situaciones difíciles, ya sea económicamente, por salud o desempleo. Es así como desde el Centro de Estudiantes junto a la asistente social del Dario Salas se han planificado diversas actividades para reunir alimentos, útiles de aseo y dinero.

Odette Vega Soto, Directora del establecimiento indicó que “dentro de nuestra misión, dentro de nuestro sello se habla de preocuparnos de un estudiante con una formación integral. La parte de formación como persona, que sean solidarios, que sean respetuosos, que apoyen a los compañeros y a la familia es un valor muy importante que les va a servir toda la vida”.

Esta iniciativa, según cuenta la directiva, nació de forma espontánea luego de que los apoderados se acercaran al establecimiento exponiendo sus situaciones complejas que estaban atravesando como familia, por lo que las asistentes sociales se organizaron junto a los profesores jefe de cada curso y el centro de alumnos para reunir alimentos, organizar cajas y entregarlas a cada hogar.

Desde el Centro de Alumnos, Jhossefats Moreira nos cuenta el aporte que se hace desde el cuerpo estudiantil, quienes además de ayudar en la colecta solidaria, también reúnen dinero organizando un “día de color” o “jeans day” cobrando una cuota de $200 pesos para luego contabilizar y repartir las ganancias a las familias en beneficio. “Esta iniciativa nació por mera preocupación por el resto de los estudiantes, ya que somos los quienes los representamos y también tenemos que ser un apoyo frente a cualquier problemática que tengan ellos”, dijo Moreira.

Lorena Inai Gallardo, asistente social del Dario Salas explicó que “el objetivo central de la actividad es apoyar, más que económicamente, emocionalmente a las familias, el saber ellos que la comunidad educativa completa está apoyando su necesidad es muy reconfortante. Más que recibir el dinero, ellos agradecen mucho la instancia de ayuda que se ha dado. Entonces lo importante es eso, rescatar valores en los chicos, nuestros funcionarios y en las familias que son beneficiadas”.