ESSAL monitorea a diario para garantizar calidad de agua potable en zonas afectadas por erupción


Dentro de área de concesión de la Sanitaria las ciudades más afectadas son Futrono, Lago Ranco, Río Bueno y Los Lagos. Essal mantiene un estricto control de calidad para garantizar la calidad del agua potable.

Producto de la erupción volcánica del Complejo Volcánico Cordón Caulle, que se estima ha lanzado más de 100 millones de toneladas de ceniza, Essal realiza monitoreos continuos de calidad de las fuentes de captación de agua potable para garantizar la calidad del suministro.

De igual forma, los resultados de estos análisis son reportados en forma directa a la Superintendencia de Servicios Sanitarios cada día. El Comité Operativo de Emergencias de Essal, integrado por ingenieros y expertos en calidad se mantiene en alerta y en constante coordinación con las autoridades.

Es pertinente resaltar que se han realizaron permanentemente tomas de muestras en las fuentes superficiales que podrían verse afectadas por la erupción del Caulle, a fin de realizar análisis de distintos compuestos que pudieran ser contaminantes volcánicos, descartándose la presencia de elementos nocivos para la salud de las personas.




Cabe destacar que en los momentos más álgidos de la emergencia, se comenzó un monitoreo de calidad de fuentes en terreno; principalmente de aquellos parámetros de calidad más sensibles, cuya variación podrían ser indicadores de algún tipo de contaminación.

Este monitoreo se realizó en algunos periodos cada una hora, para lo cual se dispuso de turnos de 24 horas con operarios en cada una de las plantas de producción de agua potable en la zona afectada.

ESSAL SA ha velado en todo momento por resguardar y monitorear en forma constante la calidad de sus fuentes de abastecimiento, con la finalidad de continuar prestando el servicio de agua potable, tanto en cantidad como en calidad, para todas las localidades de la zona afectada.