Consejo para la Transparencia informa sobre caída de registro de audiencias y alza de videoconferencias en audiencias de Lobby

  • Presidenta del CPLT, Gloria de la Fuente, destacó el modelo y la normativa en la materia, pero planteó necesidad de avanzar en obligaciones para lobistas y gestores de intereses.
  • A seis años de la conmemoración de la entrada en vigencia de la Ley de Lobby, el Consejo para la Transparencia informó sobre la caída de las cifras de audiencias, viajes y donativos que deben registrar los cerca de 700 organismos públicos en su plataforma Infolobby.cl, derivadas primero del estallido social y luego de la pandemia por Covid-19.

    Las bajas se evidencian al comparar las cifras entre de 2020 entre enero y octubre con las del año pasado, identificando una disminución promedio mensual de un 57,3% en el caso de las audiencias, un 65,1% en materia de viajes y un 66,7% en cuanto a los donativos recibidos. Esto a partir del reporte mensual en 2019 de 7.786 audiencias, 7.149 viajes y 479 donativos; los números bajan a 3.327 audiencias, 2.495 viajes y 160 donativos.

    Desde el Consejo subrayaron que los registros mostraron una caída inicial a fines de 2019 con respecto a meses anteriores, tanto en el caso de las audiencias y de los viajes, lo que se asociaría a las manifestaciones iniciadas en octubre del año pasado. Una tendencia a la baja que se mantuvo en los últimos meses de ese año, con cifras por debajo del promedio mensual en estos dos tipos de registros.

    La tendencia descendente se mantuvo los primeros meses de 2020. Sólo en el mes de abril las audiencias bajaron en un 86,2% con respecto al mismo período de 2019, alcanzando las 1.213. Acorde a las estadísticas del CPLT, pese al aumento entre abril y octubre de este año de los registros reportados, los números siguen siendo inferiores a los datos históricos. Si se comparan las cifras de este período de tiempo versus los mismos meses del 2019, la disminución ha sido de un 59,2% para audiencias, 66,7% para viajes y 67,1% para donativos.

    La presidenta del Consejo, Gloria de la Fuente, comentó que, pese a la reducción de registros, por ejemplo, en la categoría audiencias, se incrementan comunicaciones vía videoconferencia. “Vemos una baja de cerca de un 60% entre marzo y octubre de 2019 y 2020 –ya se había registrado una caída tras el estallido social- y eso apunta a que los encuentros presenciales pueden haber bajado, pero también a que muchas de las instancias de reunión se estén dando en contextos telemáticos”.

    En cifras, el CPLT informó que Infolobby evidenció que un 76% de las audiencias en julio de este año fueron por videoconferencia”. La titular de la entidad detalló también que la caída en todo tipo de registros parece “lógico en el contexto de la emergencia sanitaria y el confinamiento. Esto quiere decir que partimos de la premisa de que las instituciones cumplen con las obligaciones establecidas en la ley y están registrando las audiencias efectivamente realizadas”.

    La cientista política subrayó que las instituciones han tenido una serie de aprendizajes en estos meses y años, entre ellos la necesidad de actualizar la normativa que regula Lobby en Chile, evidenciándose más claramente la necesidad de cambiar el foco de la regulación desde la autoridad a los gestores de intereses o lobistas y empresas que realizan Lobby.

    Sobre el particular dijo que la normativa “ha sido estos años un aporte, en el entendido de que nos ha permitido de manera concreta dar a conocer información valiosa sobre lo que las autoridades hacen en materia de audiencias, viajes y donativos. El modelo que tenemos ha demostrado que sirve y mucho. Incluso, es visto con interés a nivel internacional”.

    Agregó que “Infolobby ha sido destacada por un reporte de la OECD publicado hace pocos días y que la próxima semana expondremos detalles de la plataforma y lo que hemos conseguido a partir de más de 1 millón 900 mil registros en el contexto de una reunión de la OECD en materia de transparencia e integridad”.

    Sin embargo, dijo, esto no quiere decir que no haya necesidades de perfeccionamiento de la regulación. “Hemos identificado en estos años deficiencias, fundamentalmente por poner el foco en los sujetos pasivos, las autoridades. Esto fue un primer paso, pero ahora, la normativa no debiera centrarse sólo en la autoridad. Hay que avanzar en transparentar las acciones de otros actores que pueden incidir en la toma de decisiones en materias públicas. Por ello, hemos propuesto cambios para elevar estándares de conocimiento de una actividad que es lícita y que apunta a los lobistas y gestores de intereses, así como a las empresas que contratan estos servicios”.

    Cambios con miras al control ciudadano

    La presidenta del Consejo comentó que ya se han realizado algunos avances asociados a la plataforma dependiente del CPLT Infolobby. En 2018 se trabajó en modificaciones orientadas a ponerlo al servicio del ciudadano que busca información sobre actividades de lobby en un tema o proyecto determinado.

    Al respecto De la Fuente especificó: “Hicimos una serie de cambios en la plataforma, la que estaba pensada en las autoridades. Ese rediseño permitió dar un giro importante al portal del Lobby. El foco ahora está puesto en el ciudadano que quiere buscar información sobre temas, por ejemplo, sobre un proyecto de inversión o un proyecto de ley y ver quiénes han estado tratando de influir en el proceso de toma de decisiones, actividad completamente legítima, pero de la cual tenemos derecho a saber más”.

    “Estamos ante una fuerte desconfianza ciudadana en las instituciones y esto exige reforzar lo que llamamos ecosistema de transparencia, acceso a la información pública e integridad. Parte de este ecosistema lo constituyen normativas como la Ley de Lobby, que nos permiten regular acciones de instituciones y autoridades y nos ayudan a poner luz allí donde muchas veces hay poca o no lo hay”, espetó De la Fuente.