Senador Quinteros emplaza a salmoneras a detener faenas en Chiloé y Llanquihue

Foto: salmonexpert.cl
  • Parlamentario aseveró que fallecimiento de operaria por Covid en Quellón evidencia que los sistemas de control de las plantas salmoneras han fallado
El vicepresidente del Senado Rabindranath Quinteros requirió al ministro de salud Enrique Paris la aplicación de medidas tendientes a paralizar temporalmente el funcionamiento de las empresas salmoneras en las provincias de Llanquihue y Chiloé.

El parlamentario también emplazó a las empresas productoras de salmón y a sus respectivas asociaciones gremiales a detener sus operaciones por 15 días y "poner la salud de las personas por sobre sus intereses económicos".

“Hemos conocido imágenes y testimonios de las condiciones en que están trabajando las personas y también del temor que sienten los operarios a perder sus trabajos si se contagian o entran en cuarentenas preventivas” explicó el legislador quien este fin de semana envió antecedentes al ministro de salud respecto de la situación que afecta a Chiloé.

“Hasta ahora, las pequeñas y medianas empresas ha debido asumir los costos del confinamiento, cerrando sus locales por meses. En cambio, las grandes empresas del salmón han seguido trabajando, incluso en cuarentena, obligando a la movilización de grandes cantidades de personas”, señaló Quinteros.

El parlamentario comentó que las salmoneras "podrán decir que han tomado todas la medidas del caso, pero a la vista de las cifras de contagio, no hay ninguna certeza de que esas medidas estén funcionando”. Detalló que hace 3 días una operaria falleció por Covid luego de desvanecerse en su lugar de trabajo en una planta de Quellón. “Este hecho evidencia que los sistemas de control de las plantas han fallado”, aseveró.

En ese contexto, Quinteros se mostró partidario de que las actividades productivas de la industria del salmón se detengan durante al menos dos semanas, “sin que ello signifique perjuicios económicos y laborales para los trabajadores”.

Recordó que durante crisis anteriores que afectaron a la industria del salmón, las empresas recurrieron a la ayuda del Estado. “Sería un buen momento para que el sector le devuelva la mano al país y ponga sus esfuerzos en cuidar a su personal”.