Seremi de economía los lagos y sernac regional explican la plataforma «me quiero salir» para terminar con contratos


  • La plataforma busca facilitar a los consumidores el término rápido y expedito de los contratos que mantienen con las empresas.
  • En una primera etapa, esta herramienta digital permitirá dar de baja los contratos en los servicios de telecomunicaciones. Una vez realizada la solicitud, las empresas tendrán un día hábil de plazo para realizarlo.

El Secretario Regional Ministerial (Seremi) de Economía en Los Lagos, Francisco Muñoz, junto al Director Regional (S) del Servicio Nacional del Consumidor, Nicolás Calisto, explicaron que en el sitio web www.sernac.cl se encuentra disponible la plataforma “Me Quiero Salir”, herramienta que tiene como objetivo facilitar a los consumidores terminar sus contratos con las empresas.

La plataforma, en una primera etapa, permitirá a los consumidores dar de baja los contratos en los servicios de telecomunicaciones en un plazo de un día hábil. A futuro se agregarán otros mercados, como son financiero, retail financiero, seguros, alarmas, entre otros, considerando los respectivos reglamentos.

El Seremi de Economía de la región de Los Lagos, Francisco Muñoz, explicó que “la plataforma es parte de un compromiso que está dentro de la ‘Agenda Anti Abusos y Trato Justo’, mandatada por el Presidente de la República, y ejecutada por el Ministerio de Economía, cuyo objetivo es promover una relación más justa entre los consumidores y las empresas.

“Esto es muy relevante ya que le entrega herramientas a las personas para poder salir de contratos a los que es muy fácil insertarse, pero muy difícil dar término. Además, lamentablemente todos hemos tenido experiencias desagradables de esperas eternas al teléfono para poder culminar con un contrato, la exigencia de presentar certificados, equipos u otros, que desgraciadamente dilatan y terminan convenciendo al usuario de quedarse en la misma empresa, sin tener la oportunidad de buscar nuevas alternativas con mayores ventajas económicas”, indicó Muñoz.

Por su parte, el Director Regional (S) del SERNAC, Nicolás Calisto, explicó que “hoy más que nunca es útil esta plataforma que permite terminar los contratos de telecomunicaciones sin tener que acercarse a una sucursal o contactar a la empresa. Los consumidores están utilizando Internet y servicios de telecomunicaciones en el confinamiento y esta plataforma les permitirá terminar los contratos para elegir la mejor opción”.

El año pasado, el SERNAC recibió cerca de 14 mil reclamos de parte de los consumidores relacionados con dificultades para terminar los contratos. De este total, casi un 62% apuntaban al mercado de las telecomunicaciones.

Durante lo que va de este año, los reclamos ya suman a nivel nacional 9.300 casos en contra de empresas de telecomunicaciones. De este total, 200 casos, esto es, un 2% del total, corresponden a consumidores de la Región de Los Lagos.

A través de la plataforma “Me Quiero Salir”, los consumidores podrán solicitar dar de baja los contratos en los servicios de telecomunicaciones, por ejemplo, telefonía, internet, tv cable, teniendo las empresas un día hábil de plazo para acceder a la petición de las empresas.

Cómo funciona

Para utilizar esta plataforma, los consumidores deben ingresar a www.sernac.cl y luego seleccionar el banner “Me Quiero Salir”.

Para realizar una solicitud de término de contrato, el consumidor debe ingresar con su clave SERNAC O ClaveUnica, y luego completar algunos datos, como, por ejemplo, el nombre completo, seleccionar la empresa y el servicio que quiere terminar, ingresar el número de cliente, además de adjuntar algunos documentos, por ejemplo, la boleta, el carnet de identidad, antecedentes que serán resguardados adecuadamente.

Una vez realizada la solicitud por parte de los consumidores a través de mequierosalir.cl, las empresas de telecomunicaciones tendrán un día hábil para cumplir con la solicitud de los consumidores. En caso contrario, estarían cometiendo una infracción al Reglamento de Telecomunicaciones y a la Ley del Consumidor.

En caso que las empresas no respeten el derecho de los consumidores a renunciar, el SERNAC entregará los antecedentes a la SUBTEL, organismo que aplicará las multas correspondientes establecidas en el Reglamento de Telecomunicaciones y que van entre las 5 y 1.000 UTM (entre los $252 mil hasta los 50 millones de pesos).

Si la conducta es reiterativa o afecta a un conjunto mayor de clientes las multas podrían llegar hasta las 45 mil UTM en un proceso colectivo iniciado por el SERNAC.

Si bien las empresas de telecomunicaciones deben respetar este plazo, cada una de ellas tiene sus propias políticas de facturación y/o devolución de aparatos, por lo que podrían solicitar pagos por el periodo de efectiva prestación del servicio y/o devoluciones de equipos, los cuales deben ser adecuadamente informados a los usuarios.

Por otro lado, es importante recalcar que las acciones necesarias para poner término y/o modificar el contrato no podrán ser más costosas para los consumidores que las que fueron solicitadas por las empresas al momento de la contratación del servicio.

En el caso de los clientes de postpago de telefonía, igualmente tienen derecho a recuperar, si lo desean, el mismo número que tenían contratado, en un plazo de 2 años.

Otros mercados

La plataforma “Me Quiero Salir” incluye en un primer momento los servicios relacionados con telecomunicaciones, es decir, telefonía, internet, tv cable, pero posteriormente se agregarán otros mercados, como son el financiero, el retail, los servicios de alarmas, entre otros.

El motivo de esta decisión es que se trata del mercado más reclamado en este aspecto, pero además la normativa actual establece explícitamente que los servicios de telecomunicaciones pueden ser terminados en un plazo acotado de un día hábil; mientras que, en el resto de los servicios, los contratos tienen características disímiles.

Por ejemplo, para poner término anticipado a uno o más servicios financieros, un consumidor lo puede hacer siempre que haya pagado completamente la deuda. En el caso de los servicios de alarmas, la mayoría de los contratos establece un plazo inicial de contrato que va desde los seis meses, transcurrido ese período, los consumidores pueden terminar el contrato pagando lo adeudado y dando aviso.