martes, diciembre 08, 2009

Ley de Voto Asistido asegura el derecho a sufragio a personas con discapacidad
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • La normativa busca eliminar obstáculos para que este derecho ciudadano pueda ser ejercido plenamente.

Gracias a la Ley 20.183, vigente desde 2007, que reconoce el derecho de las personas con discapacidad a la asistencia en el acto de votar, fueron eliminados los obstáculos para que las personas con discapacidad puedan sufragar, explico Armando Pérez, Seremi de Planificación, sobre el voto asistido para las personas con discapacidad en las próximas elecciones del 13 de diciembre.

Según lo destacado por el Seremi de Planificación, Armando Pérez, esta ley es un gran avance que permitirá que todos quienes presentan un grado de discapacidad puedan ejercer de mejor manera el derecho que todo ciudadano tiene a votar, al contar con la asistencia de otra persona. Agregó que esto es un paso más en la igualdad de oportunidades, expresado en un hecho cívico como una elección, una instancia donde no hay diferencias y donde todos los chilenos tienen el mismo derecho de expresar su opinión y preferencia.

“En lo concreto esta ley busca que quienes presentan una discapacidad tengan el derecho a un acceso expedito y adecuado al local de votación; a ser asistido en el acto de votar; a ser acompañados hasta la mesa receptora de sufragios; a elegir libremente al asistente o acompañante para el acto electoral; a emplear un tiempo razonable para sufragar; a ser acompañados por el presidente de la mesa; y a sufragar en forma libre o libertad de voto sentenció la autoridad. En definitiva al optar por ser asistidas, las personas con discapacidad deberán comunicarlo al presidente de la mesa en forma verbal, por lengua de señas o por escrito. Luego, el secretario de la mesa dejará constancia del hecho, la identidad del sufragante y de su asistente.


La ley 20.183

Con la entrada en vigencia de la Ley 20.183, se cumple uno de los compromisos que la Presidenta Bachellet incluyó en su programa de Gobierno. La iniciativa también se enmarca en la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad, suscrita por Chile el 30 de marzo de 2007 y en la Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación, donde se reafirma el compromiso de Chile de adoptar las medidas de carácter legislativo, educativo, laboral o de cualquier otra índole, necesarias para eliminar la discriminación contra las personas con discapacidad y propiciar su plena inclusión en la sociedad.

La reforma, además de garantizar el ejercicio del derecho a sufragio, elimina obstáculos para que las personas con discapacidad puedan votar en forma autónoma, otorgando un trato más digno y creando una herramienta efectiva que promueve su participación política y social.

La nueva legislación, además establece que la discapacidad se acreditará con la credencial o certificado de inscripción en el Registro Nacional de la Discapacidad y, en caso de duda respecto de la discapacidad del sufragante, el presidente de la mesa podrá consultar con los vocales antes de adoptar una decisión final.

Según el Estudio Nacional de la Discapacidad realizado por Fonadis, en la región de Los Lagos el 14,3% de la población tiene algún tipo de discapacidad, dijo Pérez.