viernes, febrero 24, 2017

Sernapesca interpuso denuncia por presunta intervención humana en muerte de ballena Franca Austral en Maullín
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Los responsables de este hecho están expuestos a una pena de presidio menor en su grado medio.

24.02.2017.- En horas de esta tarde, el director del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura en la región de Los Lagos, Eduardo Aguilera, presentó en Fiscalía de la ciudad de Puerto Montt una denuncia por presunta intervención humana en la muerte de ballena Franca Austral, la que varó el pasado 16 de febrero en el sector costero de Maullín.

De acuerdo a Aguilera, ese día “fuimos informados del varamiento de una ballena muerta en Maullín y ante eso se iniciaron las gestiones y la toma de muestra”, con el objetivo de determinar las razones de la muerte de este ejemplar.

En ese contexto y con el apoyo del Centro de Conservación Cetácea se realizaron los análisis “y se ha podido determinar que muestra señales evidentes de haber sido enmallada y haber muerto por efecto de la red de pesca en la cual se enmalló”, añadió.

Ante esta circunstancias y considerando lo que establece el artículo 135° bis de la Ley General de Pesca y Acuicultura “hemos interpuesto la denuncia ante la Fiscalía de Puerto Montt, porque esto claramente evidencia la participación de terceros en la muerte de esta ballena”, acotó la autoridad acuícola-pesquera.

Los responsables de este hecho están expuestos a una pena de presidio menor en su grado medio.


Ballena Franca del Sur

La ballena Franca del Sur es un cetáceo de aproximadamente 15 metros de longitud promedio para ambos sexos y con un máximo de 18 metros, corpulenta, de cuerpo redondeado y carente de aleta dorsal.

En relación a la distribución geográfica, esta especie se encuentra en todos los océanos del hemisferio sur, habitando aguas sub antárticas y permaneciendo cerca de los continentes e islas, por lo que su presencia en las costas de Chile no es extraña.

Sobre la legislación en nuestro país, actualmente la ballena Franca del Sur es protegida bajo el Decreto Supremo Nº 225 del 9 de noviembre de 1995, la que establece veda extractiva por 30 años, hasta el 9 de noviembre de 2025 para esta y otras especies, debido a la poca cantidad de ejemplares, los que bordearían los 60 en el país.