lunes, abril 16, 2018

Convenio de colaboración permitirá que el Diego Rivera lleve su oferta cultural a espacios urbanos y rurales
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

  • La firma de convenio de colaboración entre el alcalde y presidente de la Corporación Cultural de Puerto Montt (CCPM) Gervoy Paredes, y el presidente de la Unión comunal de juntas de vecinos urbanas y rurales de Puerto Montt, Hernán Navarro, se realizó este lunes 16 de abril en la Casa del Arte Diego Rivera.
Un convenio que permitirá desarrollar una estrategia de colaboración, durante dos años, entre la comisión de cultura de la Unión Comunal y la CCPM, se firmó durante la mañana de este lunes 16 de abril. “Estamos formalizando algo que veníamos haciendo en términos voluntarios (...), por lo que estamos haciendo un convenio de buenas intenciones, pero también de realidad pura”, así lo señaló el alcalde del municipio local, Gervoy Paredes Rojas. Cabe señalar que desde el año 2012, los Temporales Teatrales de Puerto Montt han llegado a otros lugares de la comuna como parte de su plan de presentaciones de extensión. “En el caso de los Temporales Teatrales, los hemos llevado a Mirasol y a Alerce y ahora podemos extenderlos a otros sectores (...), tal vez al mundo rural, donde estén dadas las condiciones”, expresó el alcalde Paredes. Por su parte, Hernán Navarro –presidente de la Unión comunal de juntas de vecinos urbanas y rurales- dijo que: “gracias a este convenio se fortalece el acceso a la cultura (...), en seguida, vienen un conjunto de iniciativas que se van a realizar con la CCPM, y sea bienvenido este convenio porque así también nosotros podemos acceder a capacitación”, enfatizó el dirigente. Aumentar la participación de socios y socias de la Unión Comunal en actividades culturales, permitir la distribución de entradas para eventos -organizados por la CCPM- y generar actividades de capacitación para socios y dirigentes de la Unión Comunal, son otras de las iniciativas y acciones enmarcadas en este convenio, que fue definido por la máxima autoridad comunal como “una marca entre un antes y un después en la cultura de Puerto Montt, especialmente con los vecinos de su propia ciudad”.