sábado, abril 18, 2009

Seremi de Salud encabezó primer comité sectorial de emergencias en la Región de Los Lagos
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook



Viernes 17 de Abril 2009

Con el objetivo de coordinar las acciones del sector Salud a fin de estar preparados de antemano y contar con planes adecuados para un posible evento de emergencia o desastre, ya sea natural o de origen antrópico, se constituyó formalmente esta semana en Puerto Montt el Comité Regional de Emergencia, integrado por los tres Servicios de Salud, establecimientos públicos más importantes de la región, clínicas privadas; además de la Cruz Roja y el SAMU; y estuvo encabezado por el Secretario Regional Ministerial del ramo, Bernardo Martorell.

En la primera reunión, a la cual asistió también el Director Regional de ONEMI, Guillermo Núñez, este comité asumió el compromiso de abordar de manera conjunta los planes de contingencia construidos en cada establecimiento de salud, con los cuales algunas localidades ya tienen trabajo avanzado a través de los Comités Operativos de Emergencias Comunales y que a su vez, serán consolidados en el nivel provincial con los gestores de red, para que en 60 días exista el Plan Regional de Emergencias de Salud.

Según lo dio a conocer el Seremi de Salud, “estamos evaluando nuestras capacidades, roles y alcances para dar una respuesta organizada a la comunidad en caso de terremoto, inundación, tsunami, accidentes químicos u otro fenómeno, ya que la elaboración de un plan de emergencia contemplamos además su socialización con la organizaciones de la sociedad civil”, dijo.



Uno de los elementos más importantes que se abordarán son las consecuencias psicológicas de de los eventos -dependiendo de su magnitud-, ya que según publicaciones de la Organización Mundial de la Salud, se estima que entre la mitad y la tercera parte de la población expuesta sufre alguna manifestación psicológica posterior, lo que puede conllevar a complejos problemas de salud mental masivos.
Además, según Martorell, el sector tiene la responsabilidad de hacer difusión preventiva, lo cual permitirá reducir la vulnerabilidad de algunos grupos de personas ante posibles eventos adversos.