martes, abril 28, 2009

Se contituyó comité de emergencia regional en respuesta a alerta sanitaria por Influenza Porcina
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

27 de abril 2009

Encabezados por el seremi de salud, Bernardo Martorell y el director regional de ONEMI, Guillermo Núñez y autoridades de la red pública y privada de salud de toda la región de Los Lagos, se constituyó esta tarde el Comité Regional de Respuestas a Brotes y Emergencias Sanitarias, donde se coordinaron las acciones para enfrentar la Alerta Sanitaria de Salud Pública Internacional asociada al Brote de Influenza Porcina A/H1N1.

En la actividad el seremi de Salud, Bernardo Martorell, fue enfático en señalar que “en Chile no hay casos confirmados de Influenza Porcina; sin embargo y a pesar de aquello, hemos convocado a estos actores de la red pública y privada de salud de toda la Región a objeto de coordinar las acciones impulsadas desde el Ministerio de Salud a través de su Plan Nacional de Preparación para una Pandemia de Influenza”.

Para Martorell es importante recalcar que la influenza porcina no tiene relación con la ingesta de carne de cerdo ni con el contacto con estos animales, ya que la influenza de origen porcino “no ha mostrado ser transmitida a personas a través del consumo de alimentos que hayan sido adecuadamente manipulados y preparados, como la carne de cerdo y otros derivados del mismo”, comentó.

El Comité Regional de Respuestas a Brotes y Emergencias Sanitarias se orienta a la reducción del impacto de una pandemia en términos de morbilidad y mortalidad, desorden social e impacto económico. En su primera reunión, su principal trabajo se orientó a las coordinaciones de la vigilancia epidemiológica, la respuesta de la red de establecimientos, ya sean Hospitales, Clínicas y Atención Primaria; y el control de la enfermedad. “Por ejemplo, a través de la estandarización de diversos procedimientos como la recolección y el manejo de muestras para diagnóstico, los protocolos de derivación en casos recepción de casos sospechoso de influenza porcina o la aplicación de antivirales en tratamiento de casos”, dijo Martorell.

Los síntomas clínicos generalmente son similares a los de una influenza estacional pero se presentan amplias características clínicas que van desde infecciones asintomáticas hasta neumonías severas, provocando incluso la muerte.

Debido a que las características clínicas típicas de la infección por influenza de origen porcino en humanos son semejantes a las de la influenza estacional y a las de otras infecciones agudas del tracto respiratorio superior, el seremi de Salud Martorell dijo que es muy importante recalcar que “como Ministerio de Salud hacemos un llamado a la población a la tranquilidad y a no acudir a los servicios de salud si es que no se han visitado zonas de riesgo; para que quede más claro, si una persona no ha visitado las zonas afectadas y tiene síntomas respiratorios, no corresponde a influenza porcina”, agregó el seremi de Salud.

La influenza porcina es una enfermedad respiratoria aguda altamente contagiosa que ocurre en los cerdos, y que es causada por uno de los varios virus de influenza tipo A que circulan en estos animales. Este tipo de virus tiende a causar alta morbilidad en los cerdos pero baja mortalidad (1 a 4%). El virus se trasmite entre los cerdos a través de aerosoles por contacto directo e indirecto, y existen cerdos que son portadores del virus y son asintomáticos. Los brotes se producen en los cerdos durante todo el año, con un aumento de la incidencia en el otoño y el invierno en zonas templadas. Muchos países vacunan a la población de cerdos de manera rutinaria contra la influenza porcina.