jueves, junio 30, 2016

Trabajadores rescatan a ejemplar de águila extraviada en Puerto Montt
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Trabajadores de empresa Skorpios encontraron al ave en el sector costero de la ciudad. Extrañamente, no opuso resistencia, por lo que se presume que el animal podría haber estado de manera ilegal en cautiverio. Ahora está bajo los cuidados de médicos veterinarios de la Universidad San Sebastián.

Puerto Montt, jueves 30 de junio de 2016.- En perfectas condiciones se encuentra un ejemplar hembra de águila mora, también conocida como águila chilena que llegó hasta el Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre de la Universidad San Sebastián, luego de ser rescatada por trabajadores de la empresa Skorpios en Puerto Montt.

De acuerdo a los funcionarios de la naviera, el ave encontrada en el sector costero del puerto caminaba de manera errática sobre la superficie, con una aparente herida en una de sus patas. Con el fin de que el animal no corriera riesgos, decidieron capturarla con una manta, esperando alguna reacción, pero extrañamente el águila no opuso resistencia.

Tras su captura, llamaron al SAG que trasladó al animal hasta el Hospital Clínico Veterinario de la institución universitaria, donde actualmente se encuentra en óptimas condiciones de salud.

“Efectivamente, el animal está en perfecto estado de salud. Lo que nos mantiene preocupados, con varias interrogantes es que es muy tranquila y dócil, lo que hace presumir que fue criada en cautividad, de manera ilegal. Y aunque no presenta anillos en sus patas, es probable que se haya escapado y, en su escape, se extravió, siendo encontrada por los trabajadores”, informó Javier Cabello, médico veterinario de la Universidad San Sebastián en su Sede De la Patagonia.




Preparan su liberación

De acuerdo a Cabello, pese a que se encuentra saludable, el animal no será liberado de manera inmediata. El profesional explica que continuarán observando su comportamiento para ver si está en condiciones de adaptarse a un medio natural, dado su inofensivo carácter.

“Cada vez que llega un animal, nuestra finalidad es poder reinsertarlo a su hábitat. La idea es evitar la impronta con el ser humano. Sin embargo, parecería estar acostumbrada a las personas, por lo que continuaremos alimentándola, efectuándole algunas radiografías y evaluando su comportamiento para una posible liberación, la que sería coordinada con el SAG”, comentó.

El ave, que pesa poco más de dos kilos, presenta un plumaje característico de las águilas más jóvenes. En estado natural, su alimentación consiste en pequeños mamíferos (conejos, ratas y otros), además de aves medianas. Generalmente anida en árboles altos o rocosidades cercanas al sector cordillerano de diversas regiones del país.