miércoles, junio 08, 2016

Organizaciones piden erradicación de la Industria Salmonera
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


ANTE EL NUEVO DESASTRE CAUSADO POR LA INSUSTENTABLE INDUSTRIA SALMONERA EN LA REGIÓN DE LOS LAGOS

Los abajo firmantes, organizaciones sociales de carácter comunitario y organizaciones políticas con presencia en la Región de Los Lagos, señalan a la opinión pública lo siguiente:

1.- Por segunda vez en menos de 10 años, la Industria Salmonera ha generado un desastre ambiental que ha afectado a todos los habitantes de la Región de Los Lagos y en particular a las comunidades costeras que viven del mar y sus recursos, esta vez mediante la contaminación del mar con miles de toneladas de salmones putrefactos y con la generación de las condiciones necesarias para la proliferación de un dinoflagelado causante de la Marea Roja del tipo “paralizante”.

2.- Tal como ocurrió con la llamada “Crisis del Virus ISA”, iniciada en el año 2007 y culminada recién en el año 2010, las autoridades gubernamentales, los parlamentarios regionales, los servicios públicos y los gremios de profesionales que viven de esta actividad tóxica y degradante, han usado toda suerte de argumentaciones para eximir de responsabilidades a la Industria que sustenta la especulación financiera de la que vive este país, que financia campañas políticas parlamentarias y municipales, que promueve a sus propios funcionarios y empleados para ocupar cargos públicos y que patrocina proyectos de investigación (financiados con dineros de todos los chilenos) de resultados inútiles, a la luz de los hechos.

3.- Con la excusa de un trabajo precario que ni siquiera pueden asegurar a cuántas personas involucra y que se desarrolla casi en condiciones de semi-esclavitud, donde los abusos y las violaciones a los derechos laborales son los más altos de todas las actividades productivas del país y con una tasa de muerte de trabajadores que también corresponde a la más alta dentro de la salmonicultura mundial, Servicios Públicos, Colegios Profesionales ligados a la investigación, Parlamentarios y Alcaldes pretenden seguir manteniendo en los canales y fiordos de la Patagonia a esta Industria que contamina el mar, que destruye culturas, que cancela nuestras aspiraciones a un verdadero desarrollo sustentable y que promueve el trabajo esclavizante y la enajenación de las personas respecto a la Naturaleza de la que es parte.

4.- Estamos profundamente convencidos de que cualquier solución a la actual “Crisis de la Marea Roja”, que han posibilitado tanto la Industria Salmonera como los servicios públicos que protegen sus abusos e infracciones a las normas y leyes vigentes, pasa inevitablemente POR LA ERRADICACIÓN DE LA INDUSTRIA SALMONERA DESDE LOS CANALES Y FIORDOS DE LA PATAGONIA CHILENA y que no hay “bono” ni cuota de merluza, de jibia o de reineta que pueda detener el avanzado proceso de destrucción del medio ambiente marino que está causando la Industria Salmonera.

5.- Esperábamos, nuevamente, que las organizaciones de pescadores, en cualquiera de sus Federaciones y Confederaciones, se manifestaran decididamente en defensa del mar que sustenta sus vidas y sus tradiciones, pero hemos visto que nuevamente han puesto sobre las Mesas de Trabajo y en las discusiones y solicitudes formuladas, casi exclusivamente temas que nada tienen que ver con el origen y con las soluciones a esta nueva Crisis causada por la Industria Salmonera. En los petitorios que hemos conocido y con los que se concluyeron las movilizaciones de mayo, vemos que quienes los han suscrito pretenden darle continuidad a esta Industria Tóxica en un Mar Austral que pertenece a todos los chilenos y que no es propiedad exclusiva de nadie, ni para negociarlo por motores fuera de borda o cuotas de sardina, ni para hipotecarlo ante la Banca Privada.

6.- Así las cosas, hemos decidido impulsar una campaña de educación y de activismo que apunte decididamente a la ERRADICACIÓN DE LA INDUSTRIA SALMONERA, pues no estamos dispuestos a esperar una Tercera Crisis que haga definitivamente del Mar Austral una cloaca tóxica y peligrosa para la vida humana.

7.- Apelaremos a la conciencia de los chilenos, con o sin Registro Pesquero Artesanal, con o sin cuotas de pesca, informándoles acerca de todos los aspectos y de todos los personajes que mantienen a flote a esta Industria INSUSTENTABLE a punta de subsidios estatales y de encubrimiento de las infracciones que comete a cuanta Ley, Resolución o Reglamento se dicte para controlarla, para que los chilenos se organicen en torno a la defensa del mar y del futuro esplendor que nos promete y al que tenemos derecho a acceder, por sobre la codicia de las empresas salmoneras, de los funcionarios que esta Industria tiene repartidos en cargos públicos y Parlamento y de una pesca artesanal que hace mucho tiempo abandonó a su suerte el mar y los recursos que le confiamos.

8.- Los firmantes, nos comprometemos a trabajar para promover la articulación de los más amplios sectores, no sólo para conseguir la erradicación de la Industria que induce a la sobre-explotación pesquera y que se apropió de nuestro mar para pagar sus deudas con lo que nos pertenece, sino también para que la Patagonia y sus comunidades recuperen sus expectativas de desarrollo, tanto económico, como social y cultural, amenazadas principalmente por el rol subsidiario del Estado de la actual Constitución Política, que deja la Naturaleza a merced del mercado y donde la única responsabilidad que el Estado asume, cada vez que se genera una crisis por la explotación irracional del territorio que habitamos, es la repartición de bonos, como respuesta y solución final.

Firman:

Comité por la Defensa y Desarrollo del Borde Costero de Castro.

Comité de Defensa del Borde Costero Puerto Montt.

Sindicato de Pescadores Artesanales “Mar de Todos” de Ancud.

Partido Ecologista Verde - Región de Los Lagos

Escuela Permanente “José Huenante”

Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez- Puerto Montt.

Comité Cultural, Social y Medioambiental de Trabajadores y Productores de Algas del Río Maullín.

Movimiento por la Defensa de la Patagonia.