miércoles, diciembre 19, 2012

Niños del Estuario del Reloncaví, conocieron cómo hacer que el cultivo de choritos sea una actividad sustentable y amigable con el medio ambiente
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Conocer los elementos que contaminan el medio ambiente, identificando la fuente que los genera; buscar alternativas para su uso posterior y con ello disminuir el impacto sobre el ecosistema, fue el objetivo de la actividad que Fundación Chinquihue y Universidad Arturo Prat, desarrollaron con niños de la Escuela Rural de Río Puelo.

El evento consistió en un operativo de limpieza de la playa de Puelo, donde más de 50 pequeños de enseñanza básica participaron activamente. Los alumnos recorrieron el borde costero y recogieron todos los elementos que consideraron contaminantes para colocarlos en basureros especialmente habilitados para la ocasión.

El operativo de limpieza es parte del proyecto “Aprendiendo a Desarrollar una Mitilicultura Sustentable en el Estuario del Reloncaví”, que Fundación Chinquihue y Universidad Arturo Prat ejecutan desde hace más de seis meses en dicho sector, con el apoyo de Explora Conicyt.

Viviana Videla, Directora del Proyecto, señaló que con esta actividad “buscamos crear conciencia en los pequeños, sobre cómo hacer sostenible la producción y cultivo del chorito, entendiendo que es una de las actividades característica de la zona donde viven los niños”, indicó.

El Proyecto “Aprendiendo a Desarrollar una Mitilicultura Sustentable en el Estuario del Reloncaví”, se encuentra en su etapa final. Dentro del plan de acciones de esta fase del proceso, se contemplaron acciones prácticas como este operativo de limpieza, y otras como un concurso de maquetas de sistemas de cultivo hechas con materiales reciclados por los niños de las escuelas que participan de la iniciativa, os y una función de títeres para reforzar los mensajes de apoyo a la sustentabilidad y la importancia de conocer el proceso de cultivo del mejillón chileno o chorito, producto que muchas de las familias de los niños del Estuario tienen como medio de trabajo esta actividad.