viernes, diciembre 14, 2012

Alumno de Santo Tomás Osorno organiza una Navidad inolvidable para niños osorninos
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Solidaridad y amor en esta navidad

Felipe Zamorano, alumno de primer año de Kinesiología de la UST Osorno, ha abierto una invitación para quienes deseen apoyar la organización de una Navidad muy especial para niños y jóvenes de escasos recursos que estudian en la “Escuela Especial Taller Laboral n° 297” de la ciudad de Osorno. Se necesita ropa y juguetes en buen estado y abarrotes, la recepción es hasta el 18 de diciembre.

Cincuenta niños y jóvenes con necesidades especiales estudian en la Escuela Especial Taller Laboral n° 297 de Osorno, establecimiento donde Felipe Zamorano –profesor de Educación Física y estudiante de Kinesiología de la UST Osorno- hace clases desde inicios del 2012.

Al regreso de una actividad en el parque, preguntó a uno de sus alumnos qué pediría al Viejito Pascuero y el pequeño contestó “le voy a pedir cosas para comer”. Esta afirmación impactó y conmovió al joven de tal manera que decidió ponerse manos a la obra para ayudar a estos pequeños y organizar una Navidad que sea simplemente inolvidable para ellos y sus familias.

A través de facebook y de sus amigos y compañeros de Santo Tomás, Felipe ha organizado una campaña para recolectar juguetes, abarrotes y ropa que serán entregados a los niños y jóvenes, alumnos de esta escuela, en una “completada navideña” el próximo viernes 21 de diciembre.

Quienes deseen y puedan ayudar, pueden ponerse en contacto con Felipe a través de su correo electrónico felipe_zamorano@yahoo.com o hacérselas llegar a través de Lissette Martínez (en Admisión de Santo Tomás Osorno).

“Esperamos juntar la mayor cantidad de donaciones, sean alimentos, juguetes (en buen estado) o ropa en buenas condiciones, antes del 18 de diciembre para ordenar los regalos antes del 21 que haremos la completada para celebrar la navidad”, explicó Felipe.



¿Cómo nace esta iniciativa?

“Como muchos saben, soy profesor de Educación Física y a inicios de este año comencé a hacer clases en esta Escuela. Durante todo mi proceso en la universidad, trabajé como voluntario con niños con necesidades especiales y algunos trastornos mentales -aparte de las prácticas y labores académicas- y esto hizo que me enamore cada día más de mi trabajo junto a ellos. Hace una semana atrás, caminando de vuelta a la escuela, después de haber tenido clases en un parque cercano, al lado mío iba un niño al que pregunté qué le pediría al Viejito Pascuero. Me respondió "le voy a pedir cosas para comer". Decirles que me partió el corazón como en 5 millones de pedazos sería poco”.

¿Cuéntanos de tu trabajo en esta escuela?

“Entré a trabajar, desconociendo absolutamente como sería ser profesor y ya no un voluntario. De los 50 estudiantes que tiene la escuela, actualmente hago clases de Educación Física a los 50. No es fácil saber que a todas las carencias que ellos puedan tener, se le suman problemas familiares como violencia, drogadicción y alcoholismo, entre otros. Por lo que he aprendido que la paciencia, el respeto, el cariño, la confianza y el aprecio por cada una de las cosas que estos niños y jóvenes hacen, por cada avance que tienen día a día, le dan un valor especial a este trabajo”.

¿Cuál es tu invitación a la comunidad?

“Sólo quiero pedirles su ayuda. Sé que no son tiempos buenos, pero estos niños necesitan lo mejor de cada persona. Se que más de alguno de ustedes va seguido al templo o la iglesia, que marchó valientemente por las calles por una razón justa... y estos niños, como dice la Biblia, son los ojos de Dios, y siento que son más que una causa justa. Hay personas que han tenido la bendición de conocerlos y sabrán decir que lo que digo no es mentira”.

Felipe explicó que la Escuela Especial Taller Laboral n° 297 de Osorno no cobra matricula, ni mensualidad, ni cuotas, ni el furgón para cada uno de los niños, ni almuerzo, ni once, ni colación, no cobra por ninguna actividad para beneficio de ellos. “Comprenderán que económicamente, la escuela no tiene los recursos para organizar más que la once especial para esa fecha tan esperada por estos niños que creen en la bondad y humildad del Viejito Pascuero. Entonces ojalá que entre todos podamos cumplir sus deseos, regalándoles una celebración inolvidable”, concluyó el estudiante de santo Tomás.


FELIPE ZAMORANO CEL 86635426