domingo, abril 28, 2019

Bienes Nacionales celebra entrega de parques Pumalín y Patagonia al Estado de Chile por Fundación Tompkins
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Tras realizada la ceremonia de traspaso en el sector “El Amarillo”, en Chaitén, donde se incorporan miles de hectáreas, a la red de parques nacionales el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward señaló que “se ratifica y oficiliza esta donación que hizo la familia Tompkins, por la cual se crea gracias también a la donación que hace el Estado, esta red de Parques de la Patagonia de 4.5 millones de hectáreas es una muy buena noticia, estamos pensando Chile y el territorio para 50 a 100 años más, para las futuras generaciones y la labor que realizará la Conaf en materia de concesiones será fundamental, todo el apoyo desde Bienes Nacionales”.

Por su parte, Kristine McDivitt, la viuda Douglas Tompkins,  manifestó sentirse muy feliz ya que es un sueño para la fundación, tras desarrollar un trabajo de 26 años de trabajo “Yo tengo mucha confianza en que el Estado va a proteger los parques y del Gobierno del Preseidente Piñera y la determinación que tiene Conaf. Tengo mucha confianza en los chilenos y ese es el mensaje más importante de todo, que lo protejerán, esto lo esperamos por tanto años y ahora que ha pasado, todos estados felices, honestamente”.




Finalmente el seremi de Bienes Nacionales, Jorge Moreno quien participó junto a las autoridades de la emotiva ceremonia, agregó que “estamos felices de poder en parque nacional Douglas Tompkins junto a Kristine, la fundación Tomkis y todas las autoridades ser testigos de este traspaso, maravilloso de este parque a Conaf, somos testigos y seremos responsables de la buena utilización y buen mantenimiento de todas estas instalaciones que estarán a disposición de todos los chilenos para disfrutar de las bellezas de la naturaleza”.

Con el traspaso oficial de terrenos protegidos, el Parque Nacional Pumalín alcanza una superficie de 407 mil hectáreas mientras que el Parque Patagonia alcanza las 304 mil hectáreas protegidas de terrenos que se suman a las que aportó el Estado de Chile.