miércoles, febrero 13, 2019

Intendencia regional presentó dos querellas por los incendios forestales que afectan a Ancud y Futaleufú
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Respaldados en la Ley de Bosques, las denuncias están dirigidas y buscan castigar a todos aquellos que resulten responsables por el delito de incendio tipificado.

Dos querellas presentó la Intendencia Regional de Los Lagos este lunes, a raíz de los graves incendios forestales que afectan a Ancud y Futaleufú, por el delito de incendio tipificado y sancionado en la Ley de Bosques, esto ante los juzgados de garantía de ambas comunas.

En este sentido, el intendente de la región de Los Lagos, Harry Jürgensen, sostuvo que serán muy rigurosos para buscar a los responsables. “Las quemas ilegales son las que fundamentalmente están provocando grandes incendios forestales y pérdidas patrimoniales en la región. Y, por lo mismo, frente a las alertas rojas que tenemos tanto en Futaleufú como en Ancud, hemos acordado presentar con fecha 11 de febrero, dos querellas a quienes resulten responsables de los incendios que siguen ocurriendo y que aún no están controlados en ambas comunas”.

En el caso de Ancud, el siniestro comenzó el 2 de febrero y se trata de un foco de combustión de bosque nativo en el sector Colina Degan de la comuna, que aún los mantiene en alerta roja y que ha afectado un total de 562,16 hectáreas aproximadamente.




Mientras que el 3 de febrero, el Centro de Alerta Temprana de la Onemi Los Lagos, informaba a la intendencia sobre un foco de combustión en el cerro Troncoso de la comuna de Futaleufú, que, al igual que el siniestro de Ancud, también los mantiene con alerta roja. Y, en este caso, son 152 las hectáreas afectadas aproximadamente.

Si bien es cierto, aún no existe conocimiento de él o los responsables, el jefe regional aseguró que “de acuerdo a las informaciones técnicas que se tienen, se atribuyen a un obrar negligente de transeúntes y personas en general, además, hay falta de cuidado de terceros en faenas forestales, específicamente, en la confección de carbón vegetal. Por lo mismo, se hace absolutamente necesario saber quiénes son los responsables y que la comunidad vaya tomando conciencia de que practicar una quema agrícola ilegal es simplemente un delito que está penado por la Ley de Bosques y, especialmente, si esto ocurriese en áreas silvestres protegidas, instancia en que las culpas son mayores, con penas de presidio menor en su grado máximo y multa de hasta 200 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), en este tipo de acciones ilícitas”.