viernes, febrero 22, 2019

Cortometraje puertomontino será visionado por los jurados calificadores de los Premios Oscar
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Abisal, de Esteban Santana, será observado por la Academia tras vencer en la categoría de Ficción Regional en la 19ª versión del Festival Internacional de Cine de Lebu.
  • Además, el cortometraje de Puerto Montt de Nicolás Soto, “La Lluvia fue Testigo”, se quedó con la categoría de Documental Regional en el importante certamen.

Dos cortometrajes puertomontinos se lucieron en la 19ª versión del Festival Internacional de Cine de Lebu, CINELEBU, al quedarse con el cetro en sus respectivas categorías.

Se trata de Abisal, de Esteban Santana, que triunfó en la categoría de Ficción Regional, además de La Lluvia fue Testigo, de Nicolás Soto, como Documental Regional.

CINELEBU desde la versión anterior es el único festival en Chile calificador de cortometrajes para los Premios Oscar, entregados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, transformándolo así en el certamen más importante del Cono Sur. Esto implica que los ganadores de las categorías de Ficción Internacional, Ficción Regional y Animación Internacional son visionados por los jurados calificadores de la tradicional competencia estadounidense, siendo el caso de Abisal.

Abisal tiene por nombre un término técnico para llamar a la parte más oscura del océano, donde no llega la luz, por lo que las criaturas que habitan ese espacio tienen que crear luminiscencia. “Son criaturas que tienen luz, pero también una apariencia particular monstruosa, y la idea es mostrar el viaje que hace el protagonista donde se va encontrando a estos peces que son los outsider de la ciudad, los que a la gente les da pudor mirar”, sostiene Santana.

El puertomontino asegura que “existe una población muy grande de estos outsider de la ciudad, que están ahí, que viven ahí y se naturaliza, y cuando se naturaliza se invisibiliza también”.


















El trabajo corresponde a una adaptación libre de un poemario de Nino Morales, oriundo de Olmopulli quien ganó recientemente el Premio Gonzalo Rojas, precisamente en Lebu.

Sobre qué esperar de Abisal, Santana indica que es “para la gente que tenga curiosidad de ver propuestas, porque el cine avanza más cuando uno propone, y la idea de nosotros es generar un dialogo”.

Por otro lado, La Lluvia fue Testigo corresponde a un documental que trata sobre la vida de José Huenante, mapuche que, tras ser detenido por Carabineros en 2005, nunca más se supo de su paradero, transformándolo así en un detenido desaparecido en democracia.

“El documental es bastante sutil, emocional y hasta poético, bastante emotivo y evocador”, asegura la coproductora del cortometraje, Tania Araya.

El caso de José Huenante es un caso muy emblemático en la región, caso que “ya cumplirá 14 años, y es muy fuerte por toda la impunidad que ha habido al respecto”, comenta Araya.

La coproductora del documental vencedor agrega que “a pesar de hacer pasado el 2005, es algo que se sigue repitiendo al día de hoy y es un DDDD en democracia y el llamado es a cuestionarse el estado de las cosas”.

Cabe destacar que el Festival Internacional de Cine de Lebu tiene un prestigio que se ha expandido al resto del continente, siendo una plataforma de difusión del cine nacional, además de ser un punto de encuentro para distintos profesionales del Séptimo Arte nacional e internacional, y cuenta con el financiamiento del Programa Otras Instituciones Colaboradoras y Festivales de trayectoria del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.