viernes, mayo 25, 2018

Pudú atacado por perros en Maullín fue reinsertado a su hábitat natural
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Acción conjunta entre la Universidad San Sebastián y el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) permitió la liberación del ciervo rescatado hace algunos días de un ataque canino.

Mucha suerte tuvo el ejemplar hembra de pudú que hace algunos días logró ser rescatado de una jauría de perros que lo acorraló en un predio de la localidad de Maullín.

El animal, que fue protegido por un vecino del sector hasta entregárselo al SAG, fue derivado al Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (CEREFAS) de la Universidad San Sebastián, donde se mantuvo en observación hasta recuperarse de un cuadro de estrés producto del acoso de los canes.

“Aunque felizmente descartamos heridas, sí debemos advertir que este tipo de situaciones generan mucho estrés en el animal, provocando cambios en su conducta que van desde desorientación, deshidratación y decaimiento, entre otros efectos”, puntualizó Javier Cabello, médico veterinario de la U. San Sebastián.

Tras lograr su estabilización mediante descanso y alimentación adecuada, el SAG trasladó al animal hasta un sector rural ubicado entre Puerto Montt y Maullín, una zona donde convive fauna silvestre y ciervos de su misma especie.


Colaboración Ciudadana

El Director Regional del SAG Los Lagos, Luis Alfredo Paredes, sostuvo que las denuncias relacionadas con fauna silvestre el último año han experimentado un aumento cercano al 50%. Vale decir que si la entidad a nivel regional recibía 20 denuncias al mes el año 2016, la cifra aumento a 40 mensuales el 2017.

“En ese sentido, agradezco y destaco la colaboración de la comunidad con el cuidado y protección de fauna nativa de la zona, como una manera de preservar poblaciones de estas especies para las futuras generaciones”, dijo Paredes.

En específico sobre el pudú liberado, la autoridad regional del SAG precisó que el pudú es un hermoso ciervo de la fauna autóctona nacional, uno de los más pequeños que habitan en el mundo. “Es una especie sensible y en ese sentido es frecuente que sufran de estrés producto del ataque de perros o cuando se ven acorralados por las personas. Por eso su manejo debe ser muy cauteloso”, acotó.

De acuerdo al Inventario Nacional de Especies de Chile del Ministerio del Medio Ambiente, el pudú está clasificado como una especie vulnerable, ya que sus poblaciones han disminuido de forma importante debido a la perdida de su hábitat y la fragmentación de la vegetación nativa, como también por ataques de perros.