miércoles, mayo 16, 2018

Mil grullas de papel en la Casa del Arte Diego Rivera nos recuerdan que estamos en la Semana de la Educación Artística
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Con la obra “Ilusiones migrantes”, dos profesoras de artes visuales han querido llevar la expresión artística y los sueños de estudiantes de los establecimientos Politécnico Mirasol y Centro de Formación Integrada de Jóvenes y Adultos Narciso García Barría, a la Casa del Arte Diego Rivera.

Las docentes Victoria Alvarez y Ninoska Vargas, fueron las responsables de instalar esta representación artística, que cuelga desde el cuarto al primer piso de la Casa del Arte , y que busca interactuar con la comunidad, acerca de las esperanzas y los anhelos de niños y jóvenes puertomontinos.

“En Ilusiones migrantes hemos querido plasmar cuatro ejes; la integración, la diversidad, la teoría del color, y todo esto llevado a la expresión de la leyenda de las grullas de papel (…), que representan una esperanza para la gente en Japón, entonces (…) cada alumno manifestó un deseo o un sueño que va en cada grulla”, manifestó la docente Victoria Álvarez.

Llevado al contexto histórico, la iniciativa busca recordar a Sadako Sasaki (1943 – 1955), una jovencita que desarrolló una leucemia maligna, atribuida a los efectos de la radiación de la bomba atómica (Hiroshima, 1945). Durante su convalecencia en el hospital, Sadako conoció la leyenda de las mil grullas de papel y comenzó a confeccionarlas con la esperanza de obtener la sanación física. Sin embargo, Sadako no pudo completar esta misión para salvarse, ya que el tiempo solo le habría alcanzado para realizar 644 grullas antes de su muerte. No obstante, se dice que los compañeros de su escuela, afectados por su muerte, decidieron completar las grullas restantes hasta llegar a las mil unidades, pidiendo por la paz del mundo y la no existencia de guerras futuras.

Basados en esta leyenda, los estudiantes puertomontinos construyeron –en una primera instancia- las grullas el 2017, en conmemoración y símbolo de paz tras la reflexión realizada en clases de Arte por el lanzamiento de la bomba atómica. Sin embargo, alcanzaron solo a hacer la confección de setecientas, por lo que este año se convocó a mas estudiantes para completar la iniciativa con un nuevo objetivo; otorgarle un carácter social a la actividad, dando a conocer las capacidades creativas y anhelos de los estudiantes.

Finalmente, las profesoras invitaron a la comunidad puertomontina a visitar esta intervención y a reflexionar acerca de la responsabilidad de todos en el cumplimiento de anhelos de nuestros de jóvenes y niños.

“Los sueños migrando como las aves se han asentado en el corazón de la ciudad, ellos han levantado sus alas desde el corazón de nuestros jóvenes para transformarse en color y en una leyenda de esperanza” (Victoria Serena Alvarez Riveros, Artista Visual).