martes, julio 31, 2018

Universitarios efectuaron trabajos de invierno en Maullín
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


  • Más de cincuenta estudiantes de la Universidad San Sebastián participaron de esta iniciativa que se desarrolló en las localidades de La Pasada, Changüé y Lepihué.

No importaron las bajas temperaturas, la consigna era ayudar. Más de 50 jóvenes de la Universidad San Sebastián participaron de una nueva versión de los Trabajos de Invierno que, en esta oportunidad, se realizaron en las localidades de La Pasada, Changüé y Lepihué de Maullín.

Durante su estadía en la rivera norte de la comuna los estudiantes efectuaron reparaciones a las escuelas del sector, construyeron arcos para una multicancha, juegos de madera, un invernadero, un operativo de salud y talleres para los niños de las comunidades.

“Fue una experiencia que superó mis expectativas. Tenía muchas ganas de participar en una iniciativa como esta, de ayudar y colaborar. La verdad es que también nos sentimos muy acogidos por las familias y feliz de haber aportado, de crear nuevas amistades como también vivenciar nuevos aprendizajes”, explicó Brissa Torres, estudiante de Nutrición y Dietética de la Universidad.

Para el vicerrector de Sede, Sergio Hermosilla, los trabajos de invierno reflejan el compromiso de la Universidad con sus comunidades. “Es cierto que necesitamos formar profesionales competentes en cada una de sus áreas, pero también es parte de nuestro proyecto educativo que nuestros estudiantes reciban una formación integral, que puedan desarrollar sus valores y ser buenas personas que aporten a la sociedad”, destacó.




Gratitud Comunitaria

De acuerdo a Marcela Bohle, directora de la Escuela Sagrado Corazón de Lepihué, este tipo de acciones inspiran también a los más pequeños. “Para nosotros como comunidad escolar es excelente, porque incentiva a los niños a una mejor educación; y como comunidad, es una grata sorpresa y es bueno que gente joven participe de iniciativas como ésta”, comentó.

Para la presidente del Centro de Padres de la Escuela Changüé, este tipo de acciones son bien recibidas por la comunidad. “La verdad es que se necesita harta mano de obra, por lo que estos jóvenes que han estado trabajando acá, han sido de mucha ayuda, porque desde hace años que queríamos pintar la escuela”, destacó.

En esta misma línea, el director de Asuntos Estudiantiles de la institución universitaria, Luis Felipe Rodríguez, apuntó que continuarán efectuando estas intervenciones con el fin de contribuir al desarrollo regional y seguir consolidando las relaciones que la casa de estudios mantiene con sus comunidades.