lunes, junio 13, 2005

Guillermo Gallardo Barría (1839 - 1912)
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

Una importante calle de la ciudad de Puerto Montt, lleva ese nombre, Veamos cuál es la razón de ésto?

Llegó desde Ancud, donde había nacido en 1839. Sus padres, don Antonio Gallardo y doña Marcelina Barría, descendían de familias hispánicas avecindadas en Chiloé desde el siglo XVIII.

Viendo sus padres las buenas cualidades que el hijo poseía para los estudios, lo enviaron a Santiago para que ingresara a la "Escuela Normal de Preceptores". Allí, el 6 de Marzo de 1859, obtuvo el cartón de "Maestro Normalista", y con ese título es nominado para la escuela fiscal de Huelmo. Fue entonces uno de los primeros profesores normalista que llegó a la Provincia.

Hacía pocos años que Puerto Montt había sido fundado cuando nuestro personaje se trasladó al pueblo todavía naciente. Es así cómo su labor en su nueva residencia no podía ser otra que la educación, ramo al que dedicó sus años de juventud, dejando en sus educandos recuerdos imborrables de sanas lecciones. La prmera escuela creada en Puerto Montt, tuvo al señor Gallardo como Director; esta escuela, en efecto, ubicada en la calle que nos recuerda su nombre, fue fundada el 19 de Marzo de 1861 y el señor Gallardo mantuvo la dirección durante más de 30 años. Sub Director de la misma fue el profesor germano, don Francisco Geisse. Al mismo tiempo, el señor Gallardo era el creador y Director de la "Escuela Nocturna" que desde el año
1865 funcionaba como anexa a la anterior.

Años más tarde don Guillerrno Gallardo jubiló como "Visitador de Escuelas", después de haber desempeñado el cargo con sabia y prudente dedicación.

Puso entonces su capacidad al servicio de la comunidad en las labores municipales. En efecto, fue Regidor de la Municipalidad de Puerto Montt elegida en los años 1864, 1870, 1873 y 1885. Desligado del trabajo educacional, se dedicó también el señor Gallardo a la actividad comercial,donde fue el prototipo del comerciante honrado y caritativo con los más necesitados.

Sintiendo la necesidad de una institución bancaria que estuviera al servicio de la región, contribuyendo de esta manera a su desarrollo en las diferentes actividades, en compañía de otras personas aúnan criterios y dan forma al "Banco Llanquihue" (hoy "Banco de Crédito e Inversiones"), el año 1887, institución en que el señor Gallardo ocupa el cargo de Vicepresidente. Pues el comercio, todavía reducido de Puerto Montt, necesitaba ampliar su radio de acción; los agricultores, contar con nuevos medios para continuar con éxito la pesada tarea de cultivar la tierra recientemente arrebatada a las selvas vírgenes; las nacientes industrias, obtener alguna ayuda para surgir y prosperar. Pocos años antes -1885- algunos de esos mismos caballeros y otros más, habían fundado el diario "El Llanquihue", que desde entonces y sin interrupción mantiene una línea de defensa de los intereses regionales.

Al entrar en vigencia la ley de la "Comuna Autónoma" (1) don Guillermo Gallardo fue el primer Alcalde que puso en práctica los beneficios que reportaron a las localidades sus ventajosas condiciones. Así, a las anteriores labores educacionales, pudo unir sus consejos de aplicación práctica queo freció a un pueblo todavía joven, gérmen en aquel entonces de esta hermosa y pujante ciudad.

También la beneficencia recibió de este ilustre hombre valiosos y señalados servicios, cuando durante quince años se desempeñara como Administrador del hospital local. Desde ese delicado cargo supo poner en ejercicio su rectitud y honradez, unidos a la filantropía y a la cristiana caridad en su grado más benéfico. Las conferencias de San Vicente de Paul, institución católica destinada a socorrer a los ancianos, lo tuvo igualmente como socio cooperador.

Don Guillermo Gallardo formó su hogar con la señora Marta Tellez. De este tronco descienden las familias Gallardo-Burr, Gallardo-Segovía y Schwerter-Gallardo, vinculadas familiarmente a nuestra región.

Nuestro personaje falleció en Puerto Montt el 22 de Enero de 1912, tenía pues 73 años. Sus restos descansan en el Cementerio Católico de esta ciudad. En el momento de despedir los restos uno de los oradores expresó: "El señor Gallardo supo ser un apóstol nuestro, tuvo y fue un caracter; trabajó con vigor; luchó sín arredrarse; no contempló obstáculos en su marcha; ascendió en insesante combate contra la muerte o contra ajena voluntad, fue ejemplo de virilidad y de prudente energía; puede decirse que lo que se llama virtud fue el tesoro que le conquistaron su fe, su labor y su constancia y que le sirvió de arma erguida hasta su último suspiro".

Por un acuerdo de la Municipalidad de Puerto Montt, la antigua calle Curicó pasó a denominarse "Guillermo Gallardo"; quizo de ese modo perpetuar el nombre de este ilustre caballero que entregara a Puerto Montt los mejores años de su vida. Un cuadro al óleo de este señor se conserva en el Museo Regional de la ciudad.

(1) Ley de "Organizacón y atribuciones municipales", denominada comunmente de la "Comuna
Autónoma" y de fecha 24 de Diciembre de 1891, publicada en el Nº 4111 del Diario Oficial.


El Nombre Angelmó
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

El Llanquihue Martes 15 de febrero de 2005

El origen del topónimo Angelmó

Según los historiadores César Sánchez y Renato Cárdenas, se debería a la deformación del nombre del médico Angel Montt. Según otros, del huilliche "ankúlenmo", lugar donde se secan los mariscos.
Por Sergio Millar Soto

Angelmó

En El Llanquihue del domingo 13 y lunes 14, los investigadores César Sánchez y Renato Cárdenas, en sendas notas, insisten en que el topónimo Angelmó derivaría del nombre de un médico Angel Montt, dueño de los terrenos aledaños, quien lo habría donado a los aborígenes y que éstos, como no podían pronunciar bien el nombre de su benefactor, comenzaron a llamar el lugar como "las tierras de Angel Mo".

Cárdenas agrega que el médico habría llegado en 1867.

Sin embargo, las fuentes históricas indican que el poblamiento del sector Angelmó se inició en 1858 (nueve años antes de arribar el médico de marras) cuando Eduardo Prochelle instaló un aserradero después de arquirir sus terrenos a Damián Gutiérrez y Silverio Hernández. A Prochelle le siguieron Matías Albers (1860) y Enrique Martin (1862); y después llegaron Tomás Lundt, Luis Dartnell, Eugen Schultz, Federico Oelckers, Roberto Francke, Jorge Grebe, Vicente Gómez, Briede, Juan Santiago Ebensperguer, Heinrich Osterhold, Jorge Bischofshausen, Antonio Oyarzo, Enrique Battesch, Guillermo Norton.

Todas estas personas son mencionadas, incluso con la fechas, por el eminente historiador José Harter S.J., en su libro "Anotaciones y Apuntes Históricos sobre la Colonia de Llanquihue", y en ninguna parte menciona al tal Angel Montt. Tampoco figura en los planos ejecutados en esa época.

Tampoco lo hacen lo Pérez Rosales en sus "Recuerdos del Pasado",el comandante Buenaventura Martínez en su "Memoria al Ministro de Marina"; ni los colonos Carlos Dittrich, señora Bittner viuda de Schmidt, señora Siebald de Michael, Wilibaldo Klenner en sus respectivas "Memorias", ni el periodista Belisario Goycolea en sus "Recuerdos"; ni el eminente historiador Emilio Held, ni los historiadores Eduardo Tampe y Juan Carlos Velásquez, todos los cuales sí están acordes en que a la llegada de los colonos (1852) encontraron aquí sólo un galpón para asilarlos y las precaerias viviendas de Juan y Francisco Millalonco, Francisco Maldonado, Juan Mansilla, "Chompa" Villarroel, José Velásquez, Santiago Barquero y María Montuyel.

Todos son personas históricos concretas, y nadie menciona a Angel Montt que, en modo alguno pudo haber pasado desapercibido dada la importancia que habría tenido como para darle su nombre a un gran sector de la ciudad y, con mayor razón aún tratándose de un médico, pues, recuérdese que entonces, los médicos eran los profesionales más importantes de cada pueblo.

Y eso es tan efectivo que, en esas mismas fuentes históricas sí se menciona a los médicos Kaskel, Luis Sugg, Armando Ortiz, Schürmann, Schneider, Fonck, Autin, Martin, Burdach. Pero nunca a un doctor Angel Montt.

Renato Cárdenas en su artículo "Toponimia indígena de Llanquihue, señala que el grafema "mo" es equivalente a "donde" (hay tal cosa) Así es. Recordemos Antamó, Cahuelmó, Llanchimó, Marilmó, Cochamó, Huelmo, Chaicamó, sólo por nombrar algunos. Entonces ¿porqué Angelmó, en la lista de Renato Cárdenas, es la excepción?

El investigador Charles O'Compley, en su libro sobre la Provincia de Llanquihue, dice que Angelmó viene del huilliche Antü-K.ülen-mó, castellanizado "ankúlenmó" o "ankenmó". En huilliche Antü (an) es el sol: existe un marisco que todos conocemos: el kulén o culengue, por lo que más exacto es decir que angelmó significa "lugar donde se secan los culengues" y extensivamente "lugar donde se secan los mariscos".


Breve Historia de Puerto Montt
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook

Puerto Montt, capital de la Región de los Lagos (Xa Región), ubicada frente al Seno de Reloncaví; cuenta con una bahía protegida en su costado poniente por la Isla de Tenglo. Fundada el 12 de febrero de 1853 por don Vicente Pérez Rosales, en la localidad de Astilleros de Melipulli (Meli=4; Pulli=Colinas). Su nombre actual fue dado en honor al mandatario de la época, don Manuel Montt. Los pobladores que habitaban esta zona se dedicaban principalmente a la explotación de Alerce.

Según el precenso del 2001 actualmente cuenta con 175.000 habitantes aprox. Puerto Montt como capital de la décima región de los Lagos constituye nexo con las regiones del General Carlos Ibañez del Campo ( XI Región ) y Magallanes (XII Región). Por su ubicación estratégica, esta ciudad constituye el punto de partida para el desplazamiento hacia los lugares y atracción turística del sur en general, y además es puerto marítimo con las regiones más australes, y su aeropuerto internacional "El Tepual", con los principales terminales aéreos del país